miércoles, 3 de abril de 2013

La "crítica" moderna y la estocada de Juli

Cuando el espada se arranca a matar o espera en la suerte de recibir, la mirada inteligente del aficionado imparcial no está en el morrillo de las reses para ver dónde cae el estoque, sino en los pies del espada para ver cómo ejecuta la suerte. La colocación del arma depende de mil accidentes independientes de su arte y de su voluntad.
Bachiller González de Rivera

Estocada de Juli a un Garcigrande (5º de la tarde, 2º suyo) el reciente Domingo de Resurrección

Criticar no es censurar sistemáticamente; pero tampoco es elogiar por sistema. Criticar es alabar lo digno de alabanza, y fustigar lo digno de censura.
Adolfo Bollaín
 ¡Y aquí surge el cronista taurino! Este tiene el deber de comentar, con arreglo a su especial criterio, los lances más importantes de la fiesta. Debe juzgarlos y clasificarlos. Debe dar a cada lidiador el pago a que por sus faenas se haya hecho acreedor.
José de la Loma, Don Modesto
***
Mundotoro: El espadazo, los derechazos con el acero dentro y los dos pañuelos que salen a compás en la tronera del palco. (Sin firma).
Burladero:  La estocada pudo no caer en el sitio, cuestión de milímetros, pero la impresión fue la mejor. (Javier García Baquero).
Cultoro: Así le decía un moderno a otro cuando Juli flotaba en naturales con la mano derecha tras hundir una estocada perfecta al quinto y poner Sevilla bocabajo o patasarriba, según se mire. (Javier Hernández).

Aplausos:  Lo reventó con la espada y llegó el primer trofeo. // Y la estocada, como la faena, fue soberbia. (Víctor García-Rayo).
El Mundo:  Estocada al cuarteo contundente. Una oreja y desproporcionada petición de la segunda. // Estoconazo y dos orejas. (Zabala de la Serna).
ABC:  Con su habitual salto, logra un estoconazo: muere el toro en una bella estampa y corta la primera oreja. // Mata de estocada, volcándose, y el presidente saca a la vez los dos pañuelos. (Andrés Amorós).
El País:  Volvió a volcarse sobre el morrillo del animal y cobró otro estoconazo, trasero como el primero, que desbordó el entusiasmo. (Antonio Lorca).
***
¿Qué pasa aquí? ¿Por qué este engaño alevoso? ¿O es que estos "críticos", o "cronistas", no saben lo que es un "espadazo", "estoconazo", una "estocada soberbia" o "volcarse en el morrillo"?

9 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

Pedro: Yo creo que lo que sucede a los plumíferos "de profesión" es que para ellos, nada es verdad, ni nada es mentira, independientemente del color del cristal con que lo miran...

¿Qué las tauromaquias dicen otra cosa? Eso ya es asunto del pasado. A rey muerto, rey puesto... y como dice una canción de por aquí: "échenle un quinto al piano y que siga el vacilón..."

Saludos y enhorabuena desde Aguascalientes, México.

Costillares dijo...

Espeluznante recopilación. después de no retransmitir en directo, lo proximo será prohibir se graben los festejos. Al Tiempo.

Toro Negro dijo...

Saludos, visiten nuestro blog, tratamos como primer publicación la actuación de El Juli y los medios, co lo cual nos hemos inaugurado como amargados. Saludos http://reventadoramargado.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Lo que sucede en el toreo actualmente,es por culpa del público que se conforma con poco.
A lo que se suma la prensa adulona que,no señala los defectos y abusos de las denominadas figuras.
A.Dever.

el cortinar dijo...

Lo que tiene que hacer el juli y ya me callo, es matar una de cuadri solo en el norte.

Vazqueño dijo...

Xabier y Costillares: Estoy de acuerdo. Da vergüenza ajena observar la manipulación que se hace por adular al jefe del sistema, ninguno se atrevió a escribir algo tan sencillo como "estocada entera efectiva, arriba y trasera de colocación, de mala ejecución y saliéndose de la suerte", o similar. Verdaderamente vergonzoso.

Saludos y muchas gracias por vuestros comentarios.

Vazqueño dijo...

Gracias Toro Negro, estaré pendiente de sus publicaciones.

Un cordial saludo.

Vazqueño dijo...

A. Dever.
Completamente de acuerdo.
Un saludo

Vazqueño dijo...

El Cortinar: Eso no lo verán nuestros ojos, son cosas propias de otras épocas.

Saludos