miércoles, 15 de marzo de 2017

El toro en varas



— El toro toma la vara en suerte.
— El toro se arranca de lejos.
— El toro pone rabo de escorpión*.
— El toro se arranca de cerca.
— El toro tardea mucho.
— El toro se sale de su terreno, rebasando una raya.
— El toro se sale de su terreno, rebasando las dos rayas.
— El toro empuja y aprieta.
— El toro recarga, en el sentido vulgar de la palabra.
— El toro recarga, en el sentido técnico de la misma.
— El toro derriba y cornea al caballo en el suelo.
— El toro derriba y salta sobre el caballo.
— El toro se deja pegar.
— El toro hace por quitarse el palo.
— El toro produce música estribera.
— El toro se queda sufrido bajo el hierro, pero sin cornear.
— El toro es sencillamente topón*.
— El toro mete bien los riñones.
— El toro levanta los cuartos traseros (signo de bravura).
— El toro se queda retirado del caballo y quieto, pero con la vara puesta, como si fuera un puente entre los dos animales (signo de mansedumbre).
— El toro hace la pelea en un solo tercio.
— El toro pelea con orden, ya que el toro bravo es el mejor director de lidia.
— El toro va al caballo corrido.
— El toro toma la vara al relance.
— El toro es llevado, a propósito, con el capote hasta el picador.
— Al toro se le castiga con el piquero arrimado a las tablas.
— Al toro se le pica con el picador en los chiqueros.
— El toro pelea al revés, o sea, entre las tablas y el caballo.
— El toro, en cuanto puede, se escapa del percal del torero para volver al caballo.
— El toro se hace un poco el distraído.
— El toro sale francamente suelto.
— El toro vuelve la cara y cocea.
— El toro cangrejea*.
— El toro da lugar a la suerte de la aceituna*.
— El toro se quita las herraduras*.
— El toro busca alfileres*.
— El toro se arranca a traición.
— El toro berrea.
— El toro, entre vara y vara, sale a ver escaparates*.
— El toro salta al callejón huyendo.

... Y de otros mil detalles existentes en la lidia, que cada uno aprecia a su manera, dándoles más o menos importancia. Insistimos en que lo fundamental es que el toro tome cuatro puyazos o tres al menos, pues el primero, incluso recargando mucho, lo toman bien casi todos los toros, dando pie al espada iluso a pedir el cambio. Ya no es tan fácil que acuda con ímpetu la segunda vez y, naturalmente, verle acudir por tercera vez al caballo, sabiendo lo que le espera, o sea, que lo sucedido no es una broma, permite ver de verdad lo que da de sí el toro... ¡A cuántos bichos monováricos*, sobre todo en las ganaderías borreguiles*, se les ha dado la vuelta al ruedo porque, después del único puyazo, han llegado muy bien a la muleta! Como nosotros no hemos aplaudido en el arrastre, justificábamos la postura, cavilando in pectore: ¡Y pensar que este toro a lo mejor podía haber sido negreado* por no tomar las varas de reglamento!

Luis Fernández Salcedo. Verdad y mentira de las corridas concurso.


Toro de Cebada Gago en Mont de Marsan. Foto: André Viard

Aceituna.- Suerte de varas en la cual el picador pincha sin que se le haya arrancado el toro, como en el mostrador del bar se hace con la aceituna.
Alfileres.- Se dice que busca alfileres el toro que echa la cara al suelo reiteradamente.
Borreguiles.- Ganaderías demasiado comerciales, en la que abunda el borrego.
Cangrejea.- Bicho que retrocede delante del picador.
Escaparates.- Significa que mira escaparates el toro que literalmente barbea las tablas, o sea, que apoya la mandíbula en el borde.
Monovárico.- Toro que toma un solo puyazo.
Negreado.- Condenado a las cursis banderillas negras, en vez de aquellas tan bonitas de fuego, en las que el toro no se quemaba.
Quitarse las herraduras.- El feo vicio de escarbar.
Rabo de escorpión.- Toro que se arranca con el rabo enhiesto y retorcido, indicio de nervio y bravura.
Topón.- Toro que se limita a embestir en el peto sin pizca de codicia, como cuando topan los carneros.