miércoles, 4 de julio de 2012

Casta de toreros (II). Fernando Robleño


  No hay porqué pensar que anécdotas de orgullo torero como las que contaba Antonio Díaz-Cañabate son exclusivas de épocas remotas. Aún hoy, bien entrado el siglo XXI, al igual que ha sucedido siempre a los largo de la historia, hay muchos ejemplos de toreros que llevan a cabo una trayectoria o una serie de gestos de valor que los convierten en humanos superiores al resto, semidioses venerados por aficionados aunque probablemente sin el reconocimiento general que merecen. Este es el caso, por ejemplo, de Fernando Robleño.

Antes de comenzar la función y dar una buena tarde de toros la tarde isidril del 28 de mayo de 2010


  Fernando Robleño está adquiriendo galones de maestro y así lo ha demostrado en las últimas temporadas. Todavía se recuerda su actuación en Zaragoza en pilares 2011 ante un jabonero de Prieto de la Cal y uno de Alcurrucén que, contra todo pronóstico, resultó más difícil que algunos de los veraguas de aquella tarde. Tiró de valor y mucha inteligencia para exprimir todo lo que dieron de si sus oponentes. Los duros aficionados maños le negaron la vuelta al ruedo, igual que hicieron en Madrid después de estoquear al toro "Palomito", de José Escolar, o mejor dicho, en Madrid ni siquiera fue solicitada. "Palomito", un toro que no era bravo ni manso, sino duro y encastado como él solo. Robleño le recetó algunos derechazos al alcance de muy pocos, pues el toro era receloso y en todo momento sabía quién era quién en aquella lid. Faena que mantuvo a los tendidos en vilo, completamente metidos en la faena. Después, con un Escolar de siniestras intenciones, Robleño rescató la inmortal tauromaquia de dominio y poder, doblándose solvente y estoqueando superior. Hay quien afirma que ese toro permitía torear en redondo pero eso es arena de otro costal y nunca lo sabremos.


Pase cambiado por alto. Robleño y Palomito, faena que algunos no olvidamos

 

  Doce años como matador de toros en los que ha estoqueado reses de cualquier tipo de casta y condición, principalmente toradas ajenas a las demandas de figuras, o al toreo de las figuras; hierros en los que sus ganaderos -románticos ganaderos- buscan el orgullo de ser recordados como criadores de toros emblemáticos por una acometida reservada al valor de unos pocos que están dispuestos a asumir el compromiso de su profesión. Se requieren grandes dosis de técnica, sabiduría y valor para salir airoso y triunfador. O puede el toro o puede el torero. Y Robleño, certificando los galones adquiridos, con su capote artista, su muleta mandona y su espada de guerrero legendario, sale victorioso sean los toros que sean.
  Tres Puertas Grandes de Madrid, una como novillero en el año 99 y dos como matador de toros en el año 2002, con toros del Conde de la Maza y Victorino Martín. Luego vienen baches, cornadas, altibajos... para resurgir de nuevo al torero que siempre fue, ahora mejorado con el paso del tiempo.

 

Robleño dibuja un natural de salón en la feria de taurina de Ceret ante un imponente toro de Escolar


   Este es el currículum en lo que va de año: Miuras en Arles, vuelta al ruedo; toros de Blohorn (procedencia Jandilla y Los Guateles) en Alés, oreja; Jose Escolar en Vic Fezensac, vuelta al ruedo; Jose Escolar en Madrid, ovación con saludos y palmas; Valdellán (Santa Coloma-Graciliano) en Sahagún, dos orejas y vuelta al ruedo.
  Estos son los compromisos que se avecinan: Miura en Pamplona; seis toros de José Escolar en solitario en Ceret; Veiga Teixeira (Pinto Barreiros) en Orthez; Jose Escolar en Mont de Marsan y nuevamente José Escolar en Dax. 
  Salvo en la feria guipuzcoana de Azpeitia, Robleño despacha toda la camada de don José Escolar, toros afamados por su extraordinaria dureza y comportamiento encastado, destacando por encima del resto el compromiso en la plaza francesa de Ceret, donde hará frente en solitario a un serio encierro de Escolar en presencia de una plaza abarrotada de aficionados. Ningún torero hasta el momento se ha encerrado en un coso con seis de Escolar.



2012-4-Dimanche15juillet-Escolar por lesfondusdelimage

Vídeo de Robleño en Valdetiétar frente a los toros reseñados para su encerrona de Ceret, en esta ocasión separados por un cercado de piedra. Faena solemne; intuición, presagios, comunicación y quién sabe cuántas sensaciones más




  En su página web encontramos varias entrevistas en las que Fernando Robleño se muestra ilusionado de la proeza que va a llevar a cabo en Ceret, orgulloso de hacerlo frente a toros de Escolar, convencido de sus posibilidades y el reconocimiento que debe obtener.
  Hago un paréntesis para comentar que en el mes de abril nuestro espada consiguió correr la maratón de Madrid, algo más de 42 kilómetros, en un estupendo tiempo de 3 horas 16 minutos. Nos da una idea de la seria preparación y espíritu de sacrificio que Robleño tiene. Uno que es aficionado a los deportes de fondo todavía no se ha atrevido con tan respetable distancia...




Con los pies bien asentados y las zapatillas mirando al frente, Robleño corre la mano a un complicado toro del Torreón. Madrid lo ve y se premia con una oreja. San Isidro 2010




"Yo he triunfado con todo tipo de toros, ahí está escrita la página de mi humilde historia que así lo refleja".





Suerte, ¡torero!


2 comentarios:

Jose Morente dijo...

Vazqueño:

Desde luego, Robleño se merecía una entrada a la altura de su categoría profesional.

Sólo quiero añadir un dato a su impresionante post y es la mala suerte que, en los sorteos está teniendo este diestro.

Y es que, frente a lo que sostienen bastantes aficionados, yo me permito afirmar que la suerte es factor crucial en el toreo.

Un abrazo y, de nuevo, felicidades por la entrada

Vazqueño dijo...

Sin duda, la suerte es un factor muy importante. Se han visto muchos casos de carreras que han ido al traste por tener mala fortuna... me acuerdo por ejemplo de la serie de entradas que usted ha hecho con el epígrafe "La dureza del toreo".

Confío que tarde o temprano Robleño obtenga la fortuna que se ha ganado a pulso a lo largo de estos años...

Un abrazo