lunes, 23 de abril de 2012

Monte la Ermita

Hombre al agua
 

  Con tiempo variable y escaso público en los tendidos se ha verificado el quinto festejo de la temporada madrileña. En principio, se anunciaba novillada de Guadalmena, siendo rechazados tres ejemplares, por lo que se decidió desestimar el encierro en favor de la ganadería de Monte la Ermita, lidiada completa en la tarde de hoy con resultado aceptable. En presencia, se ha visto un encierro de jóvenes utreros, achaparrados y pobres defensas; por ello no se logra entender cómo eran entonces las reses de Guadalmena y por qué la anunciaron oficialmente en los carteles si la empresa cuenta con un consejo de sabios que examina el género en el campo anticipadamente. En fin, centrémonos en lo acontecido y dejemos los misterios taurinos a un lado.



Albertó Durán parando al novillo de salida

  El primero es chico, con buen remate y poca leña. Un encontronazo después de partirse el palo y una caricia recibió Mensajero en el caballo, que así se llamaba el animalito. Su condición era de manso, rozaba la invalidez y metía bien la cara por los dos pitones. Barberán estuvo mal, aburriendo a los presentes con tan excesiva insistencia, sin acople y con algún desarme. Dio un mitin con la espada y finiquitó al bicho de una casi entera en buen sitio.

  Borracho sale con más brío que su hermano, rematando en los burladeros. También es más largo, de pelo negro y astillano de pitones. En el primer envite empuja a media altura y en el segundo aminora, perdiendo codicia. Hay competencia en quites entre Durán y Cerro. Con la franela hizo Durán buena faena y dejó complacido al personal, dando algún natural bueno y unos ayudados por alto muy toreros. Termina con una estocada delantera casi entera que requiere el remate del descabello, con el que Durán anduvo desafortunado toda la tarde y marró varias veces. Novillo noble y voluntarioso que fue exprimido en quites y se apagó rápido.


Antes de rajarse, así iban los novillos al primer encuentro. Buena vara de Pedro Iturralde con el segundo de la tarde


  Poca leña trae el tercero, Misterio, un animal muy bajo de hechuras con un comportamiento notable. Dos puyazos traseros recibió haciendo buena pelea, llevando el caballo hasta el tercio en el primero y recargando en el segundo encuentro. Embistió con empuje por el derecho y se descomponía con el izquierdo. Cerro nunca estuvo a la altura, alargó la faena tirando de recursos populistas y dejó una estocada a traición tras mil y un pinchazos. Estuvo desacertado con los aceros toda la tarde.



Al natural con el segundo ¿Qué le echarán a la arena del coso que tanto gusta a los novillos?

 
  No entramos a valorar la labor de Barberán con la babosa que hizo cuarto lugar, un castaño llamado Lengüilargo, aunque censuramos que dilatara tanto la faena ante un novillo con el que poco beneficio se podía obtener. Saludó Víctor Nieto por dos buenos pares.


  El quinto es negro, gacho de cuerna, rajado desde salida y no recibe apenas castigo por su condición de huidizo. Durán levantó pasión entre los aficionados merced a los muletazos mandones que dibujó por el derecho, bajando mucho la muleta. Estuvo muy decidido toda la tarde, clásico, regalando al público numerosos adornos muleteros de bello trazo. El novillo se dio por vencido y buscaba el abrigo de las tablas, Durán pincha en suerte natural y, finalmente deja una arriba perpendicular, al abrigo de toriles, en suerte contraria. Marra con el descabello nuevamente.
  Alberto Durán confirmó las sensaciones que mostró en la novillada de Juan Antonio Ruiz y deseamos que continúe en esta línea ascendente, trabajando la suerte más determinante, puede dar muchas alegrías. Si mantiene el mismo corte tenemos torero.


  Rafael Cerro estuvo desconfiado y medroso con el último del encierro, un colorado chorreado bien puesto de cara. Rajado en varas, recibió dos puyazos paletilleros después de varios intentos, quedando patente su condición de manso. El viento molestó al novillero en la muleta, que no quiso hacer frente al comportamiento duro y exigente que desarrolló el novillo en el último tercio.


El sexto tuvo cierto poder, llamado Cordobón

  
   La novillada tuvo buenas hechuras, los tres primeros chicos y los siguientes de más presencia. Trajo poca leña y fue mansa en varas. Quedó noble en la muleta y destacaron las embestidas de segundo, tercero, quinto y quizá sexto aunque quedó inédito. 


Alberto Durán; buen torero, mal espadachín.



Nota: Fotografías cortesía del gran aficionado @txopopastor


11 comentarios:

Anónimo dijo...

Veo cierta blandura en sus cronicas, cuando a usted le tengo por lo menos de oidas, por aficionado exigente, los novillos eran noblotes, no se olvide , DEMASIADA NOBLEZA, ANTESALA DE LA MANSEDUMBRE".
No sera que la pluma le pesa al saberse leido??
El ganadero del domingo cria toros para los toreros, no olvide que apodera a uno y aunque enbistan, lo hacen SIN GRACIA

Pinteño

Vazqueño dijo...

Pinteño: Muchas gracias por pasar por este blog.

No varío la opinión que se lee en esta entrada, desconozco la filosofía del criador. El encierro fue bravucón en general (entiéndase el manso que hace cosas de bravo), ahí está el predominio de novillos escarvadores que hubo y las primeras arremetidas con los caballos. Es cierto que también fue muy noble, pero no olvidemos que es un componenete necesario en el toro para que embista, no sé si lo hicieron con gracia pero posibilitaron ver un novillero que apunta muy buenas cosas, Alberto Durán, y dos de Monte la Ermita pasaron por encima a Rafael Cerro que no consiguió superar a sus oponentes.

No olvidemos que hablamos de novilleros a los que hay que exigir como tal, es decir, toreros que están aprendiendo el oficio y aspiran a matadores de toros.

Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Milinko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vazqueño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Milinko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
La condesa de Estraza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jose Morente dijo...

Vazqueño:

No sé si es usted excesivamente blando o muy duro en sus reseñas pues aún no he tenido la fortuna de poder leerle una crónica de una corrida a lo que yo haya asistido, para formar más ajustada opinión.

Lo que si sé y tengo muy "clarito" es que leyendole a usted me entero muy bien de lo que cuenta, lo que no me pasa con casi ningún crítico profesional. Además de hacerme detener en detalles que a otros pasan desapercibidos por no darle importancia (ciertos comportamientos muy sutiles del toro, aquel matiz de un puyazo, etc.)

Observo finalmente(y creo que es nota muy positiva) un gran equilibrio en sus juicios sobre toros y toreros, equilibrio que creo falta en tantos otros cronistas, lo que debemos agradecerle.

Lo dicho, y sin perjuicio de corroborar más adelante mis primeras impresiones de lo que estoy seguro,puede tener la certeza de que cuenta usted en mi persona con un asiduo lector de sus magníficos textos.

Gracias

Un abrazo

Vazqueño dijo...

Muchas gracias Sr. Morente, mientras no vea usted los festejos que reseño vamos bien, este mundo del toro es tan subjetivo como hay aficionados hay en el mundo.

Un abrazo.

Vazqueño dijo...

Sr. Pinteño: No le voy a publicar ningún comentario que no hable de toros, pero bueno, usted que se ha pensado, esto es un blog de Tauromaquia no el salsa rosa de los aficionados. No me interesa nada de lo que habla, ahora bien, para discutir de toros aquí me tendrá siempre dispuesto.