domingo, 3 de noviembre de 2019

Ganapanes


La Fundación Toro de Lidia expuso en Twitter este texto:

Desde hace muchas generaciones nos hemos acostumbrado a que sean las mulillas las que arrastren los toros en la plaza. Pero en la historia del toreo no siempre fue así. Hay estudios que indican que hace 396 años desde que se usaron por primera vez, el 26 de marzo de 1623. Hasta esta fecha los toros y caballos eran retirados del ruedo por los “ganapanes”, un grupo de personas que hacían una hilera y con maromas iban arrastrando los animales de forma manual. Recibían ese nombre ya que percibían un pan por su trabajo.

En 1623 vino a España el Príncipe de Gales, que venía a conocer, para matrimoniar, a la Infanta María de Austria, hermana del rey Felipe IV. Un enlace que no llegó a producirse. Como era habitual en la época se programaron varios festejos y corridas de toros en su honor.

Al Corregidor de Madrid, Juan de Castro, se le ocurrió que, para dar más vistosidad al espectáculo, era preciso sustituir a los “ganapanes” por mulillas, a las que adornaron lujosamente en honor al invitado. Y desde 1623… hasta ahora.




Da la casualidad que, a principios de este año, encontré esta fotografía buceando en a saber qué fototeca digital pública. Evidentemente, la fecha es posterior a los festejos taurinos que se celebraron en honor al Príncipe de Gales en la Plaza Mayor de la Villa y Corte y, por tanto, demuestra que en algunas zonas de España los ganapanes seguían cumpliendo su función de arrastrar los animales, probablemente de manera residual. Lo que no sabemos es si seguían recibiendo recompensa en forma de hogaza de pan por ello. Lástima que no puedo aportar datos sobre la instantánea, la guardé por la curiosidad que me despertó pero no recuerdo su ubicación para consultar la ficha y datos que puedan constar sobre ella. 

No hay comentarios: