martes, 24 de abril de 2012

Buscavidas, un novillo hambriento de don Nazario Carriquiri


  Lunes, 26 de febrero de 1883, reseña de la novillada del día anterior por el diario La Iberia:

"El cuarto ha hecho una cosa que no se ha visto hacer nunca en la plaza a toro alguno, comerse la gorra del monosabio".



  Así lo cuenta Boletín de Loterias y Toros:

"Un monosabio tiró la borra para alegrar al toro; éste se la metió en la boca, y a pesar de los esfuerzos que hizo, no logró tragársela".



  Luis Fernández Salcedo, capítulo acerca de Don Nazario Carriquiri en el libro "Trece ganaderos románticos":

"De este toro se cuenta que al tirarle un monosabio la gorrilla, la olió y se la comió de un bocado, de furioso que estaba".


  Entre unos y otros no se aclaran si la gorra la engulló o no, ni antes ni ahora hubo unanimidad en la crítica, pero el sorprendente ademán del novillo de don Nazario ahí está, la anécdota es notoria, de eso no hay duda.

  Toros navarros, casta singular de reses bravas que tuvo su esplendor hasta mediados del siglo XIX. Los toreros los evitaban, pues no se prestaban para el toreo de engaños que ya se imponía, pero también el público los rechazó tachándolos de "monas" por su tamaño recortado. Aunque hoy resulte difícil de concebir, la crítica fue baluarte de estos "torillos navarros" y defendieron su bravura.
   Pero la Casta Navarra se mantiene hasta nuestros días y en Dominguillos seguiremos hablando en abundancia de estos magníficos toros...

2 comentarios:

La condesa de Estraza dijo...

Me gustaría enlazar su blog en el mío, ¿cuento con su permiso?

La condesa de Estraza

Vazqueño dijo...

Adelante, no tengo inconveniente en que lo haga.