martes, 3 de junio de 2014

Cuadri, a seguir en la lucha

  Mala corrida de Cuadri, sin paliativos. La mitad de ellos mal presentados (primero, segundo y sexto): lavados de cara, con la corpulencia justa para lo que acostumbran en Las Ventas. Con trote cansino desde salida, echando las manos por delante la mayoría; mansa en los caballos, les costaba un mundo acudir al cite -basta decir que un toro tuvo la "desvergüenza" de no acudir al envite del mismísimo Tito Sandoval- y cuando llegaban reculaban, echaban la cara arriba o hacían el puente; en banderillas esparaban y cortaban como es marca de la casa; sosos en la pañosa, descastados, sin celo para repetir, con el defecto de echar la cara arriba al final del muletazo. Eso en líneas generales, en particular, consignamos que el manso primero quedó con bastantes embestidas francas en la muleta, cuando iba metía bien la cara queriendo coger, Venegas aseado, sin llegar al tendido pero dando muestras de las buenas formas que traía; la excesiva prolongación de la faena fue lo que menos gustó. El segundo pastueño, sin codicia para repetir, a media altura y mirando demasiado al tendido. El primero de Iván García quedó parado, reservón y de sentido. El segundo del lote de Castaño, cuarto, tuvo tres tandas para torear bien antes de que se parara, pero Castaño no ha tenido su día, y lo peor es que lo visto hoy parece una continuación de la pasada temporada. En quinto lugar un toro tremendamente soso y descastado.

  Cerró el encierro un manso que quedó crudo en varas y muy vivo y agresivo para la muleta, movía su pesado esqueleto con la agilidad de un gato. Con tendencia a defenderse geniudo en cuanto se sentía podido. Todo un "regalito". José Carlos Venegas, que confirmó hoy la alternativa, con el valor, la disposición y la ingenuidad del torero novel que quiere entrar en el circuito, se pasó al bicho por la bragueta en cada lance, bien colocado, sin trampa ni cartón, y además, con intención de quebrantar todas las embestidas y llevarlas en redondo, hacia dentro. Unas veces los muletazos salían trabados y otras más limpios, eso no importaba. El toro cantó el peligro desde el principio, enganchando al matador con saña al rematar una tanda, después todo lo que hizo y cómo lo hizo fue de un mérito extraordinario. La plaza estaba sobrecogida. Entró a matar con franqueza, dejando media estocada arriba. En otro momento, quizá hubieran aflorado los pañuelos, que menos que una vuelta al ruedo, pero el público tenía ganas de irse después de una tarde plomiza y Venegas recibió una ovación, poca cosa para tanto esfuerzo.

  La corrida ha sido mala, vuelvo a repetir, y qué. No pasa nada, la historia nos dice que Cuadri es una ganadería cíclica, más si cabe que todas las demás. Probablemente nos encontramos en una mala racha, el año pasado se vio, y aun así se permitieron el lujo de echar dos toros bravos, de encastada y noble condición, como fueron Escribano y Comino en la feria de Magdalena de Castellón. Aquí estamos, apoyando al ganadero, y a todos aquellos que crían toros con la finalidad de que sean eso: Toros. No sucedáneos blandos y pastueños hasta la extenuación para uso y disfrute de los coletas, y aburrimiento de los tendidos. Toros.

José Carlos Venegas, héroe de la tarde

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuadri no ha sido nunca esa ganadería que pensáis los nuevos adeptos a ella. Y te lo dice uno, que lleva viendo toros de Cuadri desde el año 1977. Casi todos los nuevos "cuadristas" lo son, por las dos o tres espectaculares corridas lidiadas en Madrid, los años, diez, once y doce del presente siglo.
Ha sido la de Cuadri ganadería de altibajos. En los años ochenta del pasado siglo, se tiró al menos diez años, lidiando muy poco, para irrumpir con fuerza a partir de los años 90.
yo creo que la tenéis un poco mitificada y no es para tanto. Por eso os lleváis estos disgustos.
Han despotricado de la corrida tanto los toristas, cómo la critica vendida al taurineo.
Siendo mala la corrida, ha tenido dos toros de interés. El primero noble y pastueño. Tu dices que manso. Dame todos los mansos que quieras cómo éste. Cobró tela en varas. Ahí está canal+ que se puede ver. Y el sexto, que se quedó sin picar ¡vaya cuadra de caballos y vaya picador!. Mira si ese sexto tiene delante a un espada más toreado y con ganas de jugársela, le arma la mundial. Porque Venegas bastante hizo, con hacer frente al temporal.
Con diez pases solamente que le hubiera dado, desmonta la moderna teoría, de la durabilidad del toro.Que no deja de ser otra patraña más de los taurinos.

Vazqueño dijo...

Anónimo: Si sabes leer verás que eso de que Cuadri es una ganadería de altibajos queda dicho en la entrada.

El primero lo pusieron en suerte para una segunda vara y no quiso ir. Lo tuvieron que volver a poner más cerca porque no había forma. Manso. Ahí están las imágenes del Plus.